CARGANDO...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.

Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Mitología de las Constelaciones - Coma Berenices

Coma Berenices
Coma Berenices
Coma Berenices (Com)
Wikimedia - www.wikimedia.org

Carta de Constelaciones

Características.

Coma Berenices (cabellera de Berenice) ostenta el puesto 42º en extensión de las 88 constelaciones. Es una constelación nada vistosa a simple vista. Las constelaciones vecinas son: al oeste Leo; al norte, Canes Venatici; al este el Boyero y al sur, Virgo, las cuales servirán de referencia para su localización. Su estrella más brillante es β Comae Berenices es una enana amarilla no muy distinta a nuestro sol. Tiene una magnitud de 4,23 y se encuentra entre 29,9 años luz. Los objetos astronómicos de mayor relevancia en la constelación son: las galaxias espirales M64 «Galaxia del Ojo Negro», M85, M88, M91, M98, M100, NGC 4414 y NGC 4450. Además de más de mil galaxias pertenecientes al Cúmulo de Coma, y unas 200 de ellas tienen magnitudes comprendidas en 10 y 12, que en teoría estarían al alcance de instrumentos medianamente potentes, pero sus dimensiones son tan pequeñas que prácticamente se vería con una estrella, y reseñarlas todas sería una labor interminable.


Mitología.

Berenice era la esposa del rey de Egipto Ptolomeo III Evergetes (el Bienhechor), de la dinastía Ptolemaica. Cuando Ptolomeo subió al trono, su primera misión consistió en ir a Siria para luchar contra el rey Seleuco II y vengar el asesinato de su hermana y de su sobrino (que era el heredero al trono de esta región de Asia). Combatió largamente y obtuvo muchas victorias, pero en su ausencia, su esposa Berenice languidecía y estaba llena de temores por la vida de su esposo. En su desconsuelo, un día fue al templo de Afrodita y allí juró ante la diosa que sacrificaría para ella su hermosa cabellera (que era la admiración de todos cuantos la conocían), en el caso en que Evergetes regresara vivo y vencedor. Así fue, y ese mismo día, el día de su regreso, Berenice cumplió su promesa.

Pero por la noche alguien llegó hasta el templo y robó la cabellera. Se rumoreó que lo hizo un sacerdote del templo de Serapis, dios egipcio, indignado por el hecho de que la reina hiciera un sacrificio a una deidad griega. La desesperación de Berenice y el furor de Ptolomeo ante el hecho del hurto fueron grandes. Pero ante ellos llegó el astrónomo Conón de Samos para calmarlos. Su ciencia era muy venerada; había escrito siete libros sobre astronomía y todo el mundo conocía su gran amistad con el famoso Arquímedes de Siracusa. Conón mostró a los reyes una agrupación de estrellas, y les contó que esa agrupación acababa de aparecer en el firmamento y que sin duda se trataba de la cabellera de Berenice, que había sido transportada allí por la diosa Afrodita, a quien se le había ofrecido. Después, el sabio Conón dibujó una larga melena de estrellas en el globo celeste del Museo de Alejandría.

Wikipedia - www.wikipedia.org