CARGANDO...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.

Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Mitología de las Constelaciones - Can Mayor

Can Mayor
Can Mayor
Canis major (CMa)
Wikimedia - www.wikimedia.org

Carta de Constelaciones

Características.

Can Mayor ostenta el puesto 43º en extensión de las 88 constelaciones. Es una constelación que parece seguir, en su recorrido en el cielo debido al movimiento diurno, al «Gran Cazador», Orión. Su estrella más brillante es Sirius (α Canis mayoris) y es una estrella binaria; Sirio A es una estrella blanca y Sirio B es una enana blanca. Tiene una magnitud de -1,46 (la más brillante del firmamento) y se encuentra a 8,7 años luz (es una de las más próximas). Los objetos astronómicos de mayor relevancia en la constelación son: los cúmulos abiertos M41 y NGC 2362; las galaxias espirales barradas NGC 2280 y NGC 2217; dos galaxias en interacción NGC 2207 e IC 2163; y una nebulosa de emisión NGC 2359 «Nebulosa del Casco de Thor».


Mitología.

Hay diversas identificaciones que se han propuesto para el Can Mayor:

  • Laelaps, un perro que fue regalado por Zeus a Europa, que pasó a varias generaciones posteriores hasta que se convirtió en el perro de Céfalo. Durante la persecución de la zorra de Teumeso, fue convertido por Zeus en piedra y luego puesto entre las constelaciones.
  • El perro de Orión, fue colocado en el cielo a la vez que su amo, puesto que siempre había estado junto a él.
  • La perra Mera, de Icario y Erígone. Halló los cuerpos sin vida de sus amos y con sus lamentos atrajo a gente para que les dieran sepultura. Dioniso la puso entre las constelaciones.

La estrella Sirio, la más importante del Can Mayor, cuyo nombre significa «abrasador» y también conocida como «la estrella perro», es la más brillante del cielo nocturno, sólo superada en brillo aparente por la Luna y los planetas Venus, Júpiter y Marte. Debido a que durante el verano boreal es invisible, se pensaba antiguamente que su energía se sumaba a la del Sol para producir los días más calurosos o «días perro» («días caniculares»).

Wikipedia - www.wikipedia.org